Los artistas son como una buena pintura, depende desde donde se les mire, cerca o lejos, con que luz se les ilumine, te pueden llegar mas al corazón o simplemente no decirte nada. En Flamenco En El Backstage hay una intimidad, una cercanía entre artistas y público que es inevitable que las emociones inunden la sala número 4 de Amor de Dios. Tienes que verlo…Hay que vivirlo…

Puedes comprar las entradas en nuestras nueva página web!!!