Flamenco en el Backstage con Nino de los Reyes/baile, Saray Muñoz/cante y Pablo Rubén Maldonado/piano

16.99

Pablo Rubén Maldonado (Pianista y director artístico)
– Ha sido pianista de Estrella Morente, Carmen Linares, Farruquito…

 

Nino de los Reyes (Baile)
– Estudió ballet con Nadine Boisaubert en el Conservatorio de Madrid y ha formado parte del Boston Ballet. Ha actuado junto al El Güito, Belén Maya, Carmen Cortés, Pepe Abichuela y muchos mas.

 

Saray Muñoz (Cante)
– Hija de Tina del dúo emblemático Las Grecas. Su voz y su arte no es por casualidad. Es la nueva voz del Ballet Nacional de España.

 

Sábado, 23 de Septiembre del 2017 en Amor de Dios, Madrid.

INFORMACIÓN IMPORTANTE:

RECUERDA QUE EL RECIBO DE TU COMPRA POR PAYPAL ES VÁLIDO COMO JUSTIFICANTE DE TU ENTRADA COMPRADA.PRESÉNTALO EN LA PUERTA, POR FAVOR. LLÉVALO IMPRESO O EN TU MÓVIL.

POR FAVOR COMPRUEBA TU BANDEJA DE CORREO NO DESEADO SI NO TE LLEGA LA CONFIRMACIÓN DE LA COMPRA EN 20 MIN. GRACIAS!

RECUERDA QUE SI COMPRAS DESDE PAYPAL PUEDES UTILIZAR TU TARJETA DE CRÉDITO SIN NECESIDAD DE TENER CUENTA EN PAYPAL.

Información: info@pablorubenmaldonado.eu

Descripción

Desde PRMPRODUCCIONES, Os quiero invitar a esta nueva propuesta que nos presenta el pianista Pablo Rubén Maldonado.

Cargado de nueva y mas energía para este nuevo ciclo que se nos presenta. El Backstage está consolidado gracias al público y a todos los artistas que lo hacen posible. Este nueva temporada tendremos nuevos artistas y mas sorpresas que no deberíais perderos.

Pablo Rubén Maldonado nos quiere acercar al flamenco presentándonos otra forma de compartirlo y sentirlo, en uno de los espacios de la danza más emblemáticos de Madrid, Amor de Dios.

Una sala de ensayo como escenario, por el cual han dejado y siguen dejando su huella los mejores bailaores del flamenco.

Lejos de los grandes auditorios, sin formalismos, en acústico y con la experiencia íntima, tanto para el artista como para el espectador de estar tan cerca, que pueden escuchar la respiración el uno del otro… En este contexto, es inevitable que emerja una conexión casi mágica entre ambos.